Consejos y ventajas si calzas neumáticos de invierno

Matrícula azul taxis
17 octubre 2018
Neumáticos usados para fabricar suela de zapatillas
14 noviembre 2018
Show all

Como reza la frase promocional de la serie Juego de Tronos: “Se acerca el invierno”. Con la llegada de éste decimos adiós a los asfaltos secos y calientes y recibimos el frío, la lluvia e, incluso, la nieve. Condicionantes todos ellos que cambian forzosamente nuestros hábitos al volante y que nos obligan a adecuar nuestro vehículo montando unas ruedas de invierno.

Frío, lluvia y nieve nos obligan a extremar la conducción y a ser más cautos puesto que las carreteras están más húmedas e incluso nos podemos encontrar en los meses más duros con finas capas de hielo que sin el montaje de unas cadenas en los neumáticos nos podrían llevar a perder el control del vehículo. Es por esto, que necesitarás durante los próximos meses conducir con neumáticos de invierno, tanto es así que en algunos países de la UE es obligatorio su uso por Ley cuando las temperaturas bajan de los -7 grados, algo que en algunos de estos países suele suceder a partir de octubre.

Consejos y ventajas

  • Cuando vayas a comprar tus neumáticos de este tipo, tienes que asegurarte de que tienen grandes surcos para que el agua no se acumule y que tengan también placas adicionales, ya que los neumáticos de invierno están diseñados para que sus persianas se abran y cierren, de manera que el agua no se queda nunca en los surcos.
  • Asegúrate de que en alguna parte de las ruedas aparezca el dibujo de un copo de nieve y verás que son los correctos para la estación fría.
  • Cuanto más bajas sean las temperaturas a las que nos enfrentemos a la hora de conducir, mejor será la respuesta del neumáticos de invierno. Según los fabricantes, a partir de 7 grados el neumático de invierno ya funciona en asfalto totalmente seco mejor que uno de verano.
  • Los neumáticos de invierno ofrecen una máxima adherencia en condiciones de nieve, incluso en condiciones extremas. Tanto es así que podrás acelerar, frenar y tomar curvas con seguridad. Además los neumáticos de invierno son mucho más prácticos que las cadenas, ya que te permiten entrar en una zona nevada o con hielo sin necesidad de parar.
  • Tampoco hace falta encontrarnos con hielo o nieve en el asfalto para exprimir tus neumáticos de invierno ya que sus prestaciones lo hacen igualmente idóneo para las condiciones de lluvia evitando el siempre temido aquaplaning.
  • Otra de las grandes ventajas de unos neumáticos de invierno se encuentra en su duración, ya que lograrás amortizarlos rápidamente puesto que su vida útil dobla la de los neumáticos de verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
//]]>