No superes los 1,6mm

3 elementos que esconde un neumático moderno
18 julio 2018
Las matriculaciones de vehículos eléctricos e híbridos suben un 47% en Julio
8 agosto 2018
Show all

Una investigación del Centro de Desarrollo en Innovación de Confortauto (CDI) ha puesto al descubierto que el 84 % de los neumáticos sustituidos en esas fechas estaba por debajo del límite legal de profundidad del dibujo de 1,6 milímetros.

Este dato, según el Centro, contrasta con el último estudio realizado, datado en 2012, que desvelaba que esta tasa era del 54 %, por lo que concluye que la crisis «sigue haciendo estragos en la seguridad vial».

Los datos del estudio de 2015 se han obtenido tras analizar más de 3.000 neumáticos procedentes de 60 talleres de toda España.

La investigación detecta que cada vez se retrasa más el cambio de neumáticos, realizándose cuando están prácticamente en las lonas, ya que la media de los neumáticos sustituidos tenía una profundidad media de 1,3 milímetros.

Advierte el CDI que el conductor español sigue sin ser consciente del grave peligro que acarrea tanto para su seguridad como para los demás conductores.

En España, según la legislación vigente, la profundidad mínima de dibujo permitida es de 1,6 milímetros y por debajo de este mínimo legal se conduce sin garantía de seguridad, ya que el neumático deja de cumplir su función, sobre todo en carretera mojada.

La evacuación del agua se efectúa peor, alargando la distancia de frenado y su comportamiento es impreciso, aumentando los riesgos por pérdida de control y aquaplaning.

Recuerda el CDI que la sanción por estar fuera del límite legal es de 200 euros por neumático y la inmovilización del vehículo.

Según el estudio independiente realizado por MIRA (Industria de investigación del motor) del Reino Unido, un neumático con la profundidad del límite legal de 1,6 milímetros necesita 39,5 metros para frenar a 80 kilómetros por hora sobre mojado.

Esta distancia se reduce a 29,5 metros si es un neumático nuevo con 8 milímetros de profundidad (10 metros de diferencia, prácticamente el largo de un autobús).

Otro dato alarmante que revela el estudio realizado por el CDI es que el 75 % de los vehículos analizados no alinearon los neumáticos después de su sustitución, por lo que este deficiente mantenimiento puede producir en el neumático un desgaste irregular que reduce la zona de contacto con la carretera, con una peligrosa pérdida de adherencia.

Este factor puede dañar la alineación del vehículo además de aumentar el consumo de combustible, así como las emisiones de CO2.

Uno de los pilares básicos de la seguridad al volante son los neumáticos, ya que son el único punto de contacto con la carretera y su estado influye decisivamente sobre el comportamiento del vehículo y de ellos va a depender una conducción segura en muchos aspectos, recuerda el Centro. La presión y el estado del dibujo son factores a tener en cuenta para contar con la garantía de que el neumático cumple correctamente sus funciones y mantiene perfectamente sus prestaciones. Es por ello que los investigadores del CDI recomiendan la sustitución de los neumáticos cuando la profundidad del dibujo es inferior a los 3 milímetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
//]]>